El caso de Pârteștii de Jos, la caza furtiva y otras ilegalidades

En Bucovina, en un trozo de bosque entre Cacica y Partestii de Jos, y en una historia sobre crímenes, ilegalidades, uso de armas, cazadores furtivos, silvicultores, cazadores, pastores, veterinarios, policías y otras instituciones estatales. Y finalmente, sobre un pobre perro callejero atacado por otros perros con dueños, ¡y luego baleado!

Un hombre ha estado buscando justicia durante años, pero está solo, viejo y lejos, en una aldea de montaña. El 9 de junio viene nuevamente a Suceava a denunciar ante una institución pública (seguirá), y lo hace aunque no sabe cuántas veces. La institución lo escucha y envía a dos inspectores al campo para analizar sus deseos. SC - todavía llamado nuestro testigo, ha estado lamentando durante años la tala y el pastoreo ilegal de ovejas en la propiedad forestal y en el coto de caza. Entre los problemas que lo acosan, también les habla de un pobre vagabundo que yace en el bosque roto por los pastores del redil, perros con dueño. Los inspectores lo escuchan, van al redil a hacer su trabajo, y el hombre tranquilo de la casa está convencido de que la gente llamará a un veterinario (aunque no era su responsabilidad, sino solo su lado humano).

Al día siguiente, el testigo encuentra al perro allí. Llamó al 112 para pedir apoyo, fue contactado por la policía, finalmente con el veterinario local de Partestii de Jos, TG. Loco por la cabeza, el hombre llamó al periódico, Monitorul de Suceava. La prensa nos contacta, ¡y aquí entramos en la historia!

Encontré al perro en el bosque agonizando a la orilla de un arroyo. Una negra, buena, rota, llena de heridas, no aguantaba. Llamamos al 112, a la policía, a la gendarmería, nos dicen que el veterinario había sido avisado desde la primera llamada del testigo. Les explicamos en vano que el pobre perro seguía allí, casi no nos creyeron y nos hicieron esperar. El veterinario también aparece. Esperamos a un anciano, como la mayoría de las personas que trabajan en los distritos veterinarios estatales. Pero era un muchacho joven, que cayó inocentemente en medio, y a quien tomé en vano. Pero de quién nos enteraríamos: ¡ATENCIÓN! que el medico del distrito lo habia mandado por la mañana, despues de la llamada del hombre al 112, a DESHACERSE DEL PERRO!! Nuestro veterinario, AM, había venido al cachorro en la primera hora, pero no para cepillarlo según el orden anterior, sino para darle primeros auxilios y curar sus heridas, pero se fue cerrado, para que el otro médico no lo hiciera. descubrir. Este hombre se graduó de la Facultad de Medicina Veterinaria en Cluj hace dos años, regresó a casa y desde entonces ha estado luchando contra los molinos de viento y está tratando de cambiar su mentalidad en una aldea de montaña. No tiene oficina, ni posibilidades materiales para hacer una, así que ayuda al veterinario jefe. Y camina por el pueblo para ayudar a la gente, para convencerlos de que vacunen a sus perros por lo menos con Antirabic, trata a sus caballos y ganado, y viaja con la ambulancia en el maletero.

No es realista que en la mañana de ese mismo día, el pastor del redil contacte al joven veterinario, y lo llame de urgencia para hacer 'orden' con los pastores, es decir vacunarlos, ponerles un chip, hacerles salud tarjetas, es decir, para legalizarlas. Preguntamos: ¿cómo supo el pastor que ese día habría disturbios y que vendría la policía? ¿Cómo supo el pastor que nuestro testigo había llamado al 112? El médico había estado en el redil, pero no le permitieron hacer su trabajo hasta el final, es decir, lo obligaron a chipear y vacunar solo una parte de los perros.

Al final, llega la tripulación, y subiremos juntos al redil. Pero el testigo y el veterinario se negaron a ir con el agente, por conflicto de intereses, el agente conocía al pastor, y en muchas de las denuncias anteriores del testigo, este agente también había estado presente, lo que parece haber sido algo subjetivo en las investigaciones. Nos envían otro equipo de Humor, se toman papeles, se toman fotos, se recoge al perro y al final se niega a acompañarnos al redil, motivando que no es de su competencia. Solo aquí comenzamos a perder la paciencia, pues ¿de quién es la competencia cuando el hombre les dice que los pastores del redil han domado al perro? Presionados por querer llamar a otra cuadrilla, nos acompañaron hasta el redil, pero tarde, obviamente, el pastor ya no estaba.

Llegamos de noche con el perro al veterinario de Suceava. Infundido, estabilizado, hospitalizado, y después de las radiografías tuvimos otra conmoción: el perro había recibido un disparo, tamizado, lleno de alicia, huesos rotos, piernas polvorientas. Desde el 10 de junio, hasta el viernes en que fue dada de alta, la cachorra luchó por sobrevivir y el médico la sacó para mantenerla con vida y reconstruir sus patas. Una pierna fue amputada, la otra tiene almohadillas y tornillos. Tenía días, porque un solo tiro bastaba para tocar un órgano vital, pero todos se pusieron de pie. ¿No podemos imaginarnos el escenario de cómo le dispararon y escapó con vida, tal vez estaba agachada, ya herida por los pastores, y el cabrón no siguió disparando pensando que estaba muerta?

No tenemos certeza de que el uso de un arma tenga algo que ver con el pastor dueño de los pastores, ¡este es el trabajo de la Policía para averiguarlo! Ayer fuimos a Capu Campului a hablar con el guardia de caza, SS - quien nos confirmó lo que ya sabíamos: ¡desde que comenzó la pandemia, NO ha habido caza autorizada, ni Autorización de Caza emitida! En cuanto al uso de un arma de caza, un cazador NO puede salir de casa con un arma a menos que tenga una Autorización, si entrena en el campo de entrenamiento, o si la usa en caso de defensa propia - Art. 37 , Ley 295/2004 sobre el régimen de armas y municiones.

También sabemos que los cazadores son libres de pelear con perros y gatos callejeros en el coto de caza, pero NO de todos modos, y NO siempre, como quieren sus músculos. En la Ley 407/2006 de caza y protección del fondo cinegético, y 149/2015 por la que se modifica y completa la primera, en el Art. 18, párr. (4) - Se escribe en blanco y negro que estas actuaciones son realizadas únicamente por el personal especializado de la gestora del fondo cinegético (en este caso, la guardia de caza) o por cazadores ÚNICAMENTE con ocasión de cazadores autorizados. ¿Qué hicieron con este perro? ¡Un crimen! ¡La caza furtiva, la caza sin autorización, prevista en el Art. 42 de la misma Ley, y que está penada con pena de prisión! Algunas buenas personas que cambiaron su legislación agregaron una palabra clave en la Ley de Caza en 2015: ¡CAPTURAR! Así que tienes la opción de capturar a los perros y gatos que se encuentran en el bosque, ¡no solo dispararles! ¿Cuántos de ellos saben eso?

Y para las autoridades que se ocuparán de este caso, pero también para los cazadores, aclaremos algunos términos -perro y gato se definen como 'mascotas' o, en su caso, 'animales callejeros'- en la Ley 60/2004 de ratificación de el Convenio europeo para la protección de animales de compañía, firmado en Estrasburgo el 23 de junio de 2003, y en la Orden núm. 523/2008. Viene también la Ley 205/2004 de Protección de los Animales, que establece que la práctica de disparar a los 'animales domésticos' o la matanza dolosa constituye crueldad y está sancionada con SANCIÓN. Las excepciones son los animales destinados al matadero, y los perros y gatos no entran en esta categoría. O este término de 'perro vagabundo' se considera de hecho un animal doméstico, no estando incluido en ningún anexo de la ley de caza 407/2006. También nos preguntamos - ¿cuál es la etimología y el árbol genealógico del término 'vagabundo'- desde el momento en que alguien -en algún momento- lo introdujo en una ley?! ¿Es una nueva especie de perro? ¿Estamos desafiando a la ciencia e inventando una nueva especie? Se está complicando, ¿no?

Si hay algún cazador en la página que envíe fotos de dos conejos y un venado desgarrados por un perro, queremos responderles ahora (para ahorrarles un esfuerzo extra) que sí, hay excepciones, pero basadas en abusos, ilegalidades y ¡los crímenes tienen lugar en estos casos aislados!

El mismo pastor llamó a la guardia de caza para que se deshiciera de los perros, es decir, para fusilarlos. El guardia parece ser un hombre, porque si les disparara, les dispararía cada vez que las ovejas pastaban ilegalmente en el bosque, y los perros acompañaban a los rebaños sin jujeu, siendo estas otras ilegalidades. ¡Pero los pobres perros no tienen la culpa!

¡Necesitamos el apoyo de las autoridades! ¿Quién entra al bosque con un arma de caza sin autorización? ¡Un cazador furtivo! No hemos presentado denuncia, ni lo haremos, pero esperamos una autonotificación de las autoridades. Te facilitamos todo el material recogido, todo el trabajo, fotos, vídeos, y al veterinario puedes solicitar un informe médico, radiografías, la munición extraída. E impresiones. En cuanto a las otras ilegalidades reclamadas por nuestro testimonio a varias instituciones estatales, seguirá.

En conclusión.
¡Nos burlamos unos de otros, y juntos de este país! Le dispararon a este cachorro, pero ni siquiera la mataron, la dejaron atormentar y agonizar, lo que, en nuestra opinión, ¡es peor que el asesinato! ¡Y alguien tiene que pagar por su dolor! La bauticé Alicia, pero no del País de las Maravillas, ¡sino de la Alicia que le destrozó las piernas!

‼️ ¡Apóyanos y quédate con nosotros! POR FAVOR envíe notificaciones, con copia y pega del texto, mejorado según lo considere oportuno, en base a la Ley 204/2005, en línea a la Policía de Suceava:
https://il.politiaromana.ro/ro/petitii-online

Más artículos

Dos perros pobres

Una vez, el año pasado, un veterinario nos pidió que ayudáramos a una anciana de un pueblo. Ayudémosla con sus perros, porque se fue

¡Tu diversión es un terror para nosotros!

Hay muchas costumbres rumanas tradicionales que no se olvidarán. Scorcova, el labrador, la cabra, el oso, el feo, los villancicos de Nochebuena. Los rumanos son cuidadosos

Carrito de compras
0
    0
    tu carrito
    Tu carrito esta vacíovolver a la tienda
      Aplicar cupón